Tuf-Steel®


 La junta detectable de metal original

Compuesto por una mezcla exclusiva patentada de PTFE y acero inoxidable 316L, Tuf-Steel® es la opción para un rendimiento a prueba de fugas y una durabilidad sobresaliente en aplicaciones de vapor.


 Tuf-Steel® soporta temperaturas bajas y altas:

500 ciclos CIP / SIP garantizados

-325 ° F a 550 ° F

Superior resistencia a la fluencia

Excelente estabilidad de expansión / contracción con mínima expansión térmica

Excelente resistencia química

Detiene las fugas cuando se aprieta correctamente (50 pulgadas / lb con Torque-Rite® TR-50)

Sin extrusión de juntas en el tubo sanitario I.D.

Sin obstrucción del flujo

Mantiene la estabilidad de sellado en procesos T

Superficie antiadherente

No pigmentado

Pasivado para eliminar el enrutamiento

Probado para uso criogénico (haga clic aquí para ver los resultados de la prueba)

¡La resistencia química de Tuf-Steel® es una de las más altas! 





¡Una familia de productos diseñada para cumplir con todos los requisitos de su aplicación!



Tamaños Disponibles
1/2" -  12"

Composición de Vapor 
PTFE and Stainless Steel Tuf-Steel® Offers Rugged Composition for Demanding Steam Environments:
Acero Inoxidable y Mezcla de PTFE
Passivated to eliminate rouging
No-pigmentado
Non-stick surfaces
I.D. Pharmaceutical finish
Juntas (Gaskets) Tipo I Estandard, Screen y Plato de  Orificio disponibles

Tuf-Steel® cumple con los estrictos estándares:
U.S. Pharmacopeia Class VI Certification
Cytotoxicity Criteria
USDA and 3-A Sanitary Standards
Current Good Manufacturing Practices (CGMP)
ASME-BPE Standards
Animal Derived Ingredient Free (ADI Free)
FDA CFR 21, 177.1550 compliant

Baja el Brochure con la información completa de TUF-STEEL

Descargo de responsabilidad: la información proporcionada por Rubber Fab y HTL Solutions S.A. de C.V. se considera precisa; sin embargo, debe usarse solo como referencia general para ayudar en la selección y aplicación de productos.

Nota: Las propiedades de un material pueden verse muy afectadas por la temperatura, la presión de operación, la concentración y la presencia de otros químicos. En última instancia, el consumidor / usuario debe determinar la compatibilidad de cualquier material en función de las pruebas realizadas en condiciones particulares del proceso.